La vida después del crucero

collagediarigogitano

Reaparezco después de mucho por aquí. Aunque haya abandonado un poco este diario, me alegra mucho cada vez que recibo sus mensajes vía Twitter o Facebook.

Justo hace poco una amiga y lectora de este blog viajó a Puerto Rico para iniciar su primer contrato a bordo del  “Adventure of the Seas”, un crucero de Royal Caribbean. Después de meses de conversar vía whatsapp, verla viajando me hace sentir feliz.

Me alegra que este pequeño espacio virtual le permita soñar a mucha gente y los acompañe durante su preparación para trabajar en cruceros.

***

Hay un gran reto del que no he hablado mucho hasta ahora y es sobre qué hacemos los fotógrafos cuando renunciamos al barco.

Hace unos días leía un artículo sobre lo difícil que es reconectar con la tierra de uno cuando se ha dejado el país por algún tiempo. No importa cuánto tiempo, la verdad es que el hecho de haber descubierto un lugar nuevo nos cambia un poco.

Nunca seremos los mismos antes y después de un descubrimiento. Los efectos de los lugares y de la gente en nosotros influyen mucho, aunque no nos demos cuenta.

Pero,  ¿qué pasa con los fotógrafos después de meses o años en altamar?

Muchos de los fotógrafos en los cruceros son jóvenes y en el mes y medio de vacaciones siguen viajando por cuenta propia. Visitan amigos e intentan mantenerse en el ritmo “wanderlust”1, que ahora está tan de moda.

Cuando yo comenté a algunos amigos que mi esposo y yo queríamos establecernos en tierra y dejar el trabajo en cruceros, muchos me preguntaron ¿Por qué? Si la paga es buena, y hay líneas de carrera y viajas y no pagas renta…

Ante la interrogante, pues yo misma no estaba segura qué decir. Solo sabía que nos apetecía formar nuestra propia compañía “Mare and Sara” y crear un hogar, un espacio para los dos y para nuestros sueños.

Marko y yo decidimos dejar la vida en el mar hace ya casi un año y no voy a mentir, extrañamos mucho esa adrenalina diaria y la sensación de vivir cada día en un puerto distinto.

Sin embargo, la vida en tierra tiene lo suyo. Realizamos una ceremonia muy pequeña y linda en Pozarevac, la ciudad de mi esposo. Nos casamos. Pude conocer a mi familia serbia mucho más y conectar con ellos, más allá del lenguaje verbal porque digamos que no me ha ido muy bien con el idioma, ¡strášno!2

Después de la boda, como les comenté en un post anterior iniciamos trámites para mudarnos a Austria. Aquella aventura nos costó nuestros ahorros, pero si apuestas por algo tienes que ir hasta el final por ello.

Hasta ahora verán que no hemos obtenido respuesta en casi 5 meses de haber enviado la solicitud de nuestro visado. El tema migratorio en Europa es un fiasco y es lamentable.

No reniego de Austria, al contrario. Tengo hermosos recuerdos de mis amigos vieneses, de sus calles, de su increíble sistema de transporte. Me enamoré de mi línea de metro con sus banderitas LGTBI durante el mes de junio. ¡Los 2 meses vividos allí no tienen precio!

***

Vivir de la fotografía en tierra no es nada fácil. Sobre todo aquí en Europa del este donde nos encontramos. Sin tener fechas de viaje confirmadas, invirtiendo los ahorros en Facebook ads, imprimiendo tarjetas de presentación y escribiendo a wedding planners de por aquí y allá. Es una labor de “networking” ardua.

Luego de analizarlo y conversar mucho con mi esposo, nos dimos cuenta del potencial de Lima para el tema de fotografía y estilismo en el que estamos interesados.

Debo confesar, que fue en el barco donde aprendí mucho sobre las prendas y el estilo como una herramienta que empodera a las personas. Fue a través de la fotografía que he descubierto el styling como algo de lo que me interesaría vivir más adelante.

Nos mudamos a Lima muy pronto y estamos ansiosos y con muchos objetivos por lograr.

Quiero decirles que si están pensando en dejar el barco, sean los motivos que sean, piensen mucho en sus metas. Escríbanlas en un cuaderno de notas y revísenlas día a día.

Si hay algo que he aprendido en este año de gitaneo, es que son las metas concretas las que hacen que nuestros sueños se hagan realidad.

Si son fotógrafos sepan que la parte más dura de aprender son las estrategias de mercado y de administración con las que tenemos que lidiar día a día.

Entiendo que muchos hacen esto por amor al arte, porque son artistas, pero si nos quedamos haciendo arte sin pensar en que tenemos que vivir de ello, llegará el día en el que nuestros ahorros se hicieron agua y tengamos que buscar un empleo a última hora.

Por último, les sugiero tener siempre actualizado su portafolio o su website. Promociónense y manténganse en contacto con sus potenciales clientes vía Instagram, Facebook, Twitter y Pinterest.

Si disponen de dinero, inviertan en sus avisos o en Google Adwords. En un próximo post estaré publicando algunas herramientas que los puedan ayudar a emprender sus negocios en tierra.

Aunque soy relativamente nueva en esto del “business”, estoy super ansiosa por poder aprender más y les prometo compartir por aquí parte de lo que vaya surgiendo.

Ya saben que podemos intercambiar consejos y preguntas en este diario siempre. Les deseo lo mejor a todos en sus aventuras para este fin de año y el que viene.

¡Besos gitanos!

——————————————-

  1. Wanderlust. Palabra de origen alemán que manifiesta un gran deseo o impulso de viajar, deambular o explorar el mundo.
  2. Strášno. Expresión del serbio que significa terrible.

 

Viviendo en Serbia

Reaparezco por aquí luego de tres meses, soy una mala blogger, pero es que debo confesar que escribir este post me ha costado.

Diciembre pasó muy rápido para mí. Entre los preparativos para la boda, la Navidad, el Año Nuevo el tiempo voló y no conseguí  sentarme y escribir.

Mi esposo y yo tuvimos que dejar en pausa nuestro trabajo como fotógrafos a bordo para conseguir los visados de nuestro siguiente destino.

Temporalmente vivimos en casa de la abuela en Pozarevac, una ciudad de unos 80 mil habitantes a una hora de Belgrado.

12376455_10153841907079883_5259966144565304047_n
Abuelas haciendo compras en el mercado local de Pozarevac. Foto: Sara Apaza.

Cuando vine la primera vez, de vacaciones, no me percaté de la escasa vida socio-cultural que se desarrolla aquí. El corazón de Pozarevac es un conjunto de tiendas, mercados, cafetines y bares pequeños.

Ahí también se ubica el centro cultural que cuenta con una librería y una cineteca que solo abre en ciertas fechas con algunas películas comerciales.

centrocultural
Centro cultural de Pozarevac. Foto del Municipio de Pozarevac.

La danza, el teatro, la pintura y el arte en general, se desarrollan solo como parte de la currícula escolar, fuera de ello, la comunidad tienen pocas opciones de ocio.

Esa es una de las razones por las que la mayoría de estudiantes que finaliza la secundaria, parte a Belgrado. Los jóvenes  se marchan de aquí con miras a una vida distinta. Los que se quedan lo hacen resignados a encontrar un trabajo con salario mínimo y sobrevivir.

Pese a que las condiciones no son para nada ventajosas, la gente es generosa y alegre. Los fines de semana las familias se reúnen en las casas para preparar el almuerzo o celebrar alguna fiesta.

12744506_10154001174919883_837467623033569004_n
Aquí una instantánea mientras preparábamos el almuerzo un domingo.

 

Vida nocturna

Por estos lares, la mayoría suele ir al centro en busca de música en vivo. Casi todos los bares tienen bandas interpretando música serbia contemporánea. La mayoría se junta en lo que llaman kafana (café-bar) y luego parten pasada la medianoche a alguna discoteca, pero no para bailar, sino para seguir bebiendo. Es algo que me llama la atención, los chicos no suelen bailar. Los pocos que se animan lo hacen con  varias copas encima porque son muy vergonzosos.

20150224-IMG_8875
Kafana de Pozarevac. Foto: Sara Apaza.

Viviendo en la más gitana de las Europas, en la del este, yo me esperaba encontrarme con mucha música como la de Goran Bregovic, pero la mayoría escucha a los cantantes de moda que salen en la TV o en la radio que no son muy gitanos que digamos. Antes de darles info sobre los bares les dejo una muestra de lo que suena aquí en una disco (irónicamente la canción se llama “Bela ciganka”, que en español significa “Bella gitana”).

El precio de los tragos en comparación con Lima es más barato. Un cocktail de calidad suele costarte unos dos a tres  dólares y una cerveza chop solo un dólar.

Las chicas y los chicos suelen formar grupos, separándose un poco entre sí. Esto lo he visto incluso en los recreos de las facultades universitarias. Los veo conversando apartados hombres de mujeres, mientras almuerzan o comen el bocadillo durante los descansos.

Volviendo a las  noches. Después de la fiesta, si vas en taxi, no debes preocuparte el transporte es muy seguro. Nunca hemos tenido mala experiencia. Por lo general, los taxistas son muy respetuosos y reservados. Todo es tan cerca que a lo mucho saldrás pagando 3 dólares por la carrera.

Vida cotidiana

Nuestros días transcurren en la incertidumbre.  Hay días en los que la ansiedad se siente y para curarla salimos a caminar. Cargamos las cámaras y nos vamos cuesta arriba para  captar el aterdecer.

12674922_10208529355768756_132067732_o
Atardecer en Pozarevac. Foto de Marko Stojkovic.

Si hay algo que me gusta de vivir en el pueblo es ese aire de vida retirada, como aquel poema de Fray Luis de León que recuerdo haber leído en la escuela…

“Un no rompido sueño,
un día puro, alegre, libre quiero;
no quiero ver el ceño
vanamente severo
de a quien la sangre ensalza o el dinero.”
(Fragmento de “Oda a una vida retirada”, Fray Luis de León. )

Convivir con la abuela también es parte de ese poema. Su vida transcurre en medio de un sosiego admirable. Desde hacer el pan, hasta enseñarme a tejer, en todo momento lleva paz consigo.

Sin embargo, debo admitir que hay días en los que he sentido hastío. Soy una mujer de ciudad, de bus, de calles, de vida mundana. Aunque muchas veces haya soñado con estar desconectada de todo y de todos, extraño aquella adrenalina diaria. Frente a estos sentimientos hay un quiebre, una sensación de saber que pasará, ¿a dónde iremos a parar ?

Bonus cumpleañero

Hace unos días fue mi cumpleaños número 30. Aunque nunca haga nada extraordinario para esta fecha siempre me llena de emoción envejecer.

En medio de todos los saludos y los buenos deseos me quedé pensando  sobre uno de los deseos más fuertes que he tenido desde pequeña. Siempre quise volver a tener una abuela.

Mi abuela materna siempre fue como una madre y amiga para mí. La perdí cuando tenia 8 años y desde entonces quise volver a tener una.

De alguna forma ese deseo tan viejo y profundo se ha cumplido desde que vivimos con la abuela de mi esposo. Yo siempre la llamo “Bako”, que es como aquí se dice abuela, aunque se me escapa el diminutivo y me sale algo tan criollo como “Bakito”, con cariño, (aunque claro aquí esa palabra no existe), pero ella me entiende y ríe. No se imagina que es mi regalo.

 

Datos de viaje
Ticket Lima- Belgrado -Lima:
Precio aproximado: US$ 1500. Tiempo de viaje: 22h.
Ticket Belgrado-Pozarevac (Bus):  US$15.00 Tiempo de viaje: 60 minutos.
Hoteles: Un solo hotel local. Lo ideal es hospedarse en casa de un amigo o familiar.
Gastronomía: La cocina balcánica tiene influencia de la gastronomía eslava, turca y mediterránea. Son comensales con preferencia por la carne de res y de cerdo. Casi nunca se come pescado, a excepción de la Pascua o las fechas como San Nicolás. No es el mejor destino para los veganos.
Religión: Ortodoxa.
Moneda: Dinara. Cien dinaras son equivalentes a un dólar.
Idioma:  Serbio. Alfabeto: Cirilico.

Tips para antes de embarcar (Solo para tripulantes)

Antes de iniciar tu aventura a bordo, debes asegurarte de que cuentas con lo necesario para iniciar tu contrato. Visas, carta de empleo, uniformes, equipos y algo de dinero para las primeras semanas será de gran ayuda para un buen comienzo en altamar.

Una vez aceptado para trabajar en un crucero, la etapa más densa es la de los trámites. Antes de solicitar cualquier visado, necesitarás:

passport
Pasaporte peruano. (Foto: Sara Apaza)
  • Pasaporte vigente (si es nuevo o actualizado mejor. Si ya contabas con uno, fíjate que tenga unos 12 meses de vigencia, un poco más de lo que durará tu contrato.)
  • Carta de empleo (LOE) en la que la compañía indica la fecha de tu embarque y la extensión aproximada de tu contrato.
  • Fotos pasaporte. (Si aplicas a la visa americana, necesitarás una foto con las dimensiones requeridas por la embajada. Si  precisas de algún otro visado, revisa las medidas en las web gubernamentales).
  • Dinero. En el caso de algunas compañías el ticket aéreo corre por cuenta de ellos, así como la tasa del visado. Normalmente, te devuelven el dinero con la primera paga, pero hasta que ese momento llegue, tendrás que poner de tu bolsillo. Digamos que invertirás unos 160 dólares en la visa americana, 150 en los exámenes médicos y otros 50 en algunos otros documentos. Como fotógrafa, la empresa me pidió ropa y calzado complementaria al uniforme que ellos me iban a dar. En aquello gasté unos 100 dólares. Haciendo cuentas, sería ideal que cada iniciante cuente con al menos 600 dólares para alistar su viaje.

Teniendo en cuenta los pasos previos, antes de ir al barco asegúrense de contar con:

  1. Documentación. Dependiendo del itinerario del barco y de tu país de origen, necesitarás con los permisos de ingreso a los países parte de la ruta. La mayoría de los tripulantes cuenta con la visa americana C1-D. Esta visa es especial para quienes transitan por Estados Unidos durante un período menor a 30 días. El costo de la visa varía en cada país. En Perú cuesta 160 dólares americanos y de ser aprobada también debes pagar el envío de tu pasaporte a la agencia más cercana de Western Union.Recuerda siempre verificar si el país en el que embarcas solicita la visa, no confíes al 100% en la empresa que te emplea, pues se han presentado situaciones en las que el contratado viaja y se queda a mitad de camino.
  2. Exámenes médicos. La compañía que te contrata es normalmente la que te indica dónde realizar tu chequeo médico. Estos análisis incluyen exámenes de orina, sangre y hasta rayos X. El precio aproximado de estos documentos es de 150 dólares (en Lima). Recuerdo que algunos barcos te piden vacunas contra el sarampión, fiebre amarilla y TBC.
  3. Equipos (atención fotógrafos): Si te unes por primera vez al barco, deberás saber que la cámara que necesitas a bordo tiene que ser compatible con el sistema de  reconocimiento facial, es decir necesitas una Nikon D90 o una D300.
    0982500_Nikon-D90-18-55-VR
    Nikon D90.

    Así de simple, no te rajes consiguiéndote la mejor, ni la más moderna, si ya tienes una contigo y no es Nikon, pues, vas a  tener que conseguirla ya sea por tu cuenta o por medio de la compañía. Eso queda a tu conveniencia. Una nikon D90 a través de la compañía te costará unos 700 dólares (descontados de tus primeros sueldos como fotógrafo junior. Eso duele).

    Si logras una por tu cuenta, probablemente  te saldrá más barato. No necesitas una nueva, puedes conseguir una de segunda, recuerda que trabajarás con esta cámara a bordo y la usarás a diario, hasta el cansancio. También puedes hacerte de una lente zoom, 18-55, algo versátil para comenzar y un flash externo es muy buena opción.

  4. Uniformes. Este paso depende de tu puesto en el barco y de lo que la compañía te ha solicitado. Algunos reciben  los uniformes en el barco, a otros, como a los fotógrafos nos piden: pantalones de vestir negro, blusas blancas de mangas largas, medias negras, zapatos sin taco negros, zapatillas blancas y medias blancas.
  5. packPersonalmente les digo que necesitarán más de un buen par de zapatos negros. Al menos dos pares, uno para los días más casuales y otros para las noches formales. Inviertan en zapatos cómodos de cuero, eviten los sintéticos porque les costará adaptarse a la cantidad de horas que hay que estar de pie.

    Sobre los pantalones negros, compren más de 2. El uso a diario los maltrata bastante. La lavandería del barco no es como el lavado en casa. De igual forma con las blusas o camisas blancas, consigan unas 4 para iniciar el contrato.

    No se compliquen al empacar. Lo más importante es las prendas para el trabajo y alguna tenida casual. Desde mi experiencia les sugiero no empacar shampoo, jabones y cremas. Lo que pueden tener en el equipaje de mano es un pequeño estuche con pasta dental, desodorante y un mini shampoo.

Les recomiendo empacar lo siguiente:

packin

1. Documentos. (Pasaporte, visas, LOE y exámenes médicos. Esto siempre en algún bolso de mano o en la mochila.)
2. Uniformes.
3. Equipos. (Cámaras y/o computadora)
4. Un abrigo o una casaca con capucha. (Algo para la lluvia).
5. Camisetas de algodón. (Casuales para salir a pasear o andar en tu tiempo libre).
6. Un pantalón jean y un pantalón corto (shorts).
7. Un vestido o traje. (En el barco suelen haber cenas o fiestas para tripulantes. Una tenida elegante siempre va bien.)
8. Un par de zapatos de vestir y un par de zapatillas (extra no para trabajar).
10. Un saco negro.
11. Un set básico de maquillaje y accesorios para el cabello.
12. Libros.

A los tripulantes deportistas les recomiendo llevar un buzo y un par de camisetas extra. Todo lo demás que les haga falta pueden conseguirlo en el barco o durante sus visitas a los puertos de destino.

El dinero que les quede restante después de preparar todo, guárdenlo por si tienen alguna emergencia en el aeropuerto o por si simplemente se les antoja comer algo. También necesitarán efectivo en el barco para poder usar la conexión a internet o comprar tickets para llamar a casa.

Si te unes por primera vez al barco como fotógrafo, recuerda que tu primer salario será depositado a tu cuenta después de tu primer mes. Esto quiere decir que tus ahorros deberán sostenerte 30 días a bordo. Como ya saben, en el navío los tripulantes no pagan por la comida, sin embargo, puede que en una noche de fiesta se te antoje alguna copa o algún bocadillo. Esas cosas extras saldrán de tu cuenta.

Escribí este  post lo más detallado que pude para que puedan tener una idea más clara antes de viajar. Disfruten de su experiencia y, ¡a volar!