Despedida de Lima  

 

Este post es  una especie de agradecimiento a todos aquellos amigos que durante esta visita a Lima pude encontrar y redescubrir.

Fueron tres meses en Lima, la gris, en los que pude ver a los amigos de siempre realizando sus suenos.

Todos ellos fueron testigos de uma estadía que, por motivos de trabajo, se prolongó hasta hoy 11 de mayo.

Debo admitir que durante las primeras semanas me sentía extraña y fuera de contexto, pero fue gracias a esta gente maravillosa que todo empezó a cobrar color y sentido.

 

Gracias,

09032014-IMG_6785
Con Freddy, Day, y José. 10 años después.

 

A Day, José, Freddy, mis hermanitos de la facultad, por la amistad y la alegría de siempre.
A mis ninos exerrepepinos Sabrina, Sandrita, Eduardo y Marquitos por sus consejos y su energías.

09032014-IMG_6754
Con Daphne y Jano del taller Fuera de foco.

A Daphne y el taller Fuera de Foco por confiar en mi talento y capacidad, por el aliento de colega y amiga.

A mis amigos del festival Lima Independiente, Alonso Izaguirre, Adriana Milla, Mario Castro por las conversas, los aportes y la confianza.

02032014-IMG_6257
Grupo Parasomnia.

A mis amigos del Grupo Parasomnia, los poetas Blanca Segura, Alfredo Coello y Efraín por compartir conmigo su trabajo produciendo y difundiendo la poesía.

Qarla Quispe "Warmichic".
Qarla Quispe “Warmichic”.

A Qarla Quispe por confiar em mi chamba, por unirse a la aventura fotográfica conmigo como parte de mis proyectos y como amiga.

29042014-IMG_0202-Editar
Artistika.

A mis amigas del taller de Artistika, Isabel y Ali, gracias por la amistad y las sesiones de fotos divertidas.

A Andrea de Sientemag por la noche compartida en una mesa llena de sueños y metas por alcanzar junto a Zory. Mil gracias por la buenísima onda chicas!!!

2014-04-25-22-55-38
Charly y Vincent.

A los amigos trotamundos del Couchsurfing, Vincent, Charly y Jorge Patricio con quienes compartí  experiencias de vida y conversas increíbles.

A mis amigos de la vida, Mirtha, Daniel, Isabel, Fernando, Rebeca, Walquiria, Tulio, Heloise, Sophia, Nadia, Moraima y Elena, quienes desde diferentes partes del mundo me envían siempre su aliento y amor infinito.

A ti que lees esto y eres el agradecimiento más difícil de dar porque sé que nos encontraremos nuevamente y para cuando eso suceda quiero mi canción “Neo” y nuestra foto en la Alhambra 😛

A mi familia querida, mi unni Joy, mi gordito Fabi y mi madre Cecilia quienes son un motor incondicional.

Ahora sí a embarcar.

“Desapego”

“Não sofra más por suas fotos. Siga com sua vida.” Nicole me anima sumergida en la piscina. Ambas bajo el sol del mediodía y con la cámara en las manos.

Ella habla de “desapegarme” de las fotos, de no sentir aquella angustia cuando el cliente no gusta de tu trabajo (y esto no implica que las fotos sean malas).

Camino, intento respirar y pensar en el desapego del que habla Nicole. Como photo trainee, espero que los clientes siempre queden satisfechos con mi trabajo, pero es algo que no siempre se logra por varios motivos. Por otro lado, hay una relación invisible entre el fotógrafo y sus fotos, pero no queda otra que “desapegarse” de ellas, si gustaron bien, si no, pues a hacerlo mejor en la siguiente sesión. Siempre hay otro segundo, otro instante aguardando a ser capturado y más vale no sufrir por ello.

Llego a la playa y siento que soy libre, que el desapego es necesario, que nuestras fotos se van, de cualquier forma se van. Serán compartidas, serán de otros en cualquier otro tiempo… todo muda, todo va.

“Tudo va embora! Tudos van embora!” (Todo se va, todos se van).

Así como uno no debe sufrir por los disparos que no hizo, ni por el instante que perdió (o que quedó fuera de foco, subexpuesto o mal encuadrado) tampoco por no gustarle a todos.

El desapego ayuda a evitar la fatiga de la decepción y a disfrutar del presente.

Amigos, novios, clientes, todos vienen, todos van… El beso de una noche puede durar algunos meses y luego toca partir, alistar las maletas, tomar el desayuno, hacer la despedida lo más breve posible. Una sonrisa. Otro beso. Ahí va el despegue.