Vida de fotógrafo a bordo (II) El fotógrafo viajero

Air window
Vista del cielo de Sao Paulo.


Estoy finalizando el contrato, y me doy cuenta que en el diario no he publicado nada relacionado a los itinerarios de viaje de un fotógrafo de cruceros.

Viajar es una de las pocas ventajas que ofrece este empleo, es una manera de explorar brevemente algunos lugares. Digo brevemente porque como tripulante es difícil conocer el corazón de una ciudad por lo corto del tiempo libre.

Hasta ahora, he recorrido unas 16 ciudades, quizás algunas más que de momento estoy olvidando. Donde ven los puntos rojos son las ciudades e islas que conocí desde que renuncié a mi trabajo como comunity manager y empecé a “gitanear” cámara y maleta en mano.

Perú –> Brasil

Mi primera salida de Perú fue en 2013, a mediados de mayo. El ticket  “Lima- Fortaleza” me llevó al nordeste de Brasil. Por motivos de trabajo, fui enviada dos meses después a Recife.

Las vacaciones llegaron y partí a Natal, en el estado de Río Grande del Norte, a inicios de setiembre del 2013.

Después de una larga estancia de 6 meses en el nordeste, llegué por invitación de unos amigos al centro, Brasilia, la capital futurista de Sudamérica.

Moderna y ordenada, Brasilia es una ciudad a la que recuerdo con mucha cariño, pues viví tres meses junto a mi familia brasileña.

Finalmente, en febrero del 2014 retorné a Lima para una “breve” escala antes de partir a Estados Unidos. Resalto la palabra breve, pues esta parada no debía tomar más de 4  semanas antes de volar a Miami para unirme al crucero.


Perú –> Estados Unidos – Canadá – Caribe

No fue hasta quincena de mayo que logré llegar a Miami, conociendo amigos de Jamaica, China y Sudáfrica e improvisando el inglés aprendido en el colegio.

Image, la actual compañía para la que trabajo, me envió al Celebrity Summit el 17 de mayo, hace 8 meses. Desde ese día mi itinerario, es el itinerario del navío.

De mayo a la primera semana de setiembre estuvimos entre Nueva Jersey y las Islas Bermudas.

De setiembre a noviembre, cruceros de 14 días a los puertos de Bar Harbor, Sydney,  Charlotte Town (Prince Edward Islands), Halifax, Quebec, Saguenay y Portland.

Desde quincena de noviembre hasta ahora estamos entre San Juan (Puerto Rico) y las islas  caribeñas de San John, San Croix, Dominica, San Kitts y San Marteen.

Mis puertos favoritos han sido los canadienses: Free Wifi en la mayoría de los puertos, gente  simpática, frío rico, las montañas, los amaneceres, la arquitectura de las ciudades, las calles de Quebec y Halifax.

En cuanto al Caribe yo me quedo con Puerto Rico. Con más destinos para visitar y conocer, barrios como el viejo San Juan y una variada gastronomía. El parecido del viejo San Juan con algunos distritos de Lima como el Callao y Barranco es interesante.

Como mencioné anteriormente, el tiempo libre de un fotógrafo a bordo es muy limitado, así que todo dependerá del horario de trabajo, los ajustes de seguridad de cada puerto y del propio barco para poder salir y conocer.

De Los Andes a Los Balcanes
A pocos días de acabar el contrato, pienso que nunca pensé llegar hasta estos lares. Quizás porque mi mayor sueño siempre fue ir a Europa y conocer París o Barcelona, pero los caminos de la vida son bastante impredecibles…

Después de todo, llegaré al viejo continente en unos días. Y no será París ni Barcelona.

Como ustedes saben vivo enamorada del cine, especialmente del cine europeo y de extremo oriente. Algún día un amigo me llevó al pasaje 18 de Polvos Azules en el Centro de Lima y me  introdujo al mundo de Emir Kusturica.

Recuerdo con cariño muchas tardes y noches escuchando las bandas sonoras de “Underground”, “La vida es un milagro”, “Gato negro, Gato blanco”… descargando toda la música posible de Goran Bregovic e intentando pronunciar inútilmente las letras de algunas canciones.

De aquel entonces, han pasado unos 10 años cuando me empecé a interesar por la cultura balcánica y en especial por la historia de la ex-Yugoslavia.

Bien dicen que todos los caminos conducen a Roma, y todo ese afecto por los balcanes tiene ahora un sentido muy personal, un vínculo fuerte que me motivó a elegir Serbia como mi primer destino en Europa.

Serán 19 horas de vuelo con escalas en Amsterdam y París hasta llegar a Belgrado. Aún en el barco, Marko (mi novio) y yo ya estamos contando los días.

Vida de fotógrafo (a bordo)

Horario semanal.
Horario semanal.

Este es mi horario semanal. Aquí aparecen la cantidad de horas que cada fotógrafo debe trabajar a diario y exactamente el tiempo necesario para sus breaks u horas de descanso. Los pequeños números que acompañan las actividades de los fotógrafos son los llamados targets (cantidad de imágenes a conseguir). Cada target varía según el día y el evento, y en la medida de lo posible el fotógrafo a bordo tiene que tratar de sobrepasar el número propuesto por su manager.

El equipo trabaja entre 9 y 11 horas diarias en diferentes eventos:

  1. Fotografía de embarcación (Embarkation, Welcome on board)
  2. Fotografía de estudio.
  3. Fotografía en el restaurante (Dinning Room).
  4. Atención y venta en el PhotoGallery.
  5. Fotografía espontánea en el Pooldeck.
  6. Venta en el pooldeck.
  7. Fotografía del Sail Away.
  8. Fotografía en el gangway (Terminales o puertos de embarque)
  9. Fotografía social (Bars and Lounges).
  10. Registro – venta del video del crucero. (Solo el videasta)

La jornada de cada fotógrafo es diferente y quien se encarga de rotar los turnos y organizar los horarios es el BM (Business Manager). Además, el BM coordina con el AMS (Sales Manager) y el AMP (Production Manager) las actividades a realizar durante cada crucero, incluyendo las bodas o renovaciones de votos que realizan algunos huéspedes durante su estadía en el barco.

Como P1 (fotografo nivel 1 o junior) no es posible aplicar a fotografiar bodas, pero sí los demás eventos como los retratos en estudio.

02072014-DSC_4893

El trabajo como junior es muy similar al P2 (fotogógrafo nivel 2), fotografiar y vender es la cosigna principal.

La rutina transcurre entre montar estudios a diario (hacemos el montaje de al menos 3 estudios todos los días7/7 y empezamos las sesiones alrededor de las 6pm.

Dinning Room

Por otro lado, alternamos las sesiones con la fotografía en el restaurante (Dinning room) em donde capturamos parejas, niños y grupos mientras cenan. Personalmente, detesto este evento porque me hace sentir “paparazzi”, la gente está comiendo y tú les dices algo como “picture time” y zás a sacarle cuantas fotos puedas… siempre sonriendo y tratando de ser divertid@.

Mientras fotografías en el restaurante, aparte de trabajar con el público tienes que lidiar con los meseros y con el movimiento del barco, ondulante e impredescible.

Estudios

Los retratos de estudio son las fotografías que más se venden junto con las fotos de embarcación y del Dinning Room. Para realizarlas montamos los estudios entre los pisos 3, 4 y 5 del barco. En total, durante uma noche formal, montamos unos 6 estudios com un equipo de 5 personas.

Cada fotógrafo debe revisar el estudio que retratará y la locación. Por ejemplo: Estudio Cooper deck 4 (Significa que debes montar el fondo Cooper en el piso 4).

Para montarlo necesitas el set de luces que está ubicado en el piso 2 y llevarlo desde el “forward”(lado del barco) hasta el midship (la mitad del barco). Cada maleta contiene entre 2 a 4 luces de estudio, powerpack, más scrubs, expanders, señales de peligro, cables, extensiones, etc. El peso de cada maleta varía entre los 8 a 12 kilos.

Además cada para montar la luces y los fondos, necesitamos autopoles (manfrotto) un mínimo de 3 autopoles por cada estudio que llevamos desde el laboratorio en el piso 4 hasta la locación correspondiente.

Por último, necesitamos los fondos, cuyo peso debe ser entre 8 a 10 kilos y que es llevado entre 2 personas desde el piso 4 hasta el set.

El proceso del montaje de los 6 estudios es de 40 minutos. Luego de ello debes cambiar tu uniforme (usualmente un smoking) y estar listo para disparar.

29062014-DSC_4415

Durante las sesiones portamos la cámara unida a la lap top, un trípode (para la lap top), un dongle com el software que usamos , un listado de seguridad…

Las parejas suelen llegar a tiempo a las sesiones, que no son agendadas, son completamente espontáneas y depende de cuánta gente sepas convencer de sacarse las fotos (sea una noche formal en la que están bien vestidos o una noche casual en la que pueden vestir hasta pijamas!!!

Gangway

Las fotos del gangway son el registro de la llegada de los huéspedes a cada puerto.  Para este evento, cada fotógrafo tiene un perfil. A veces toca vestir un disfraz, otras toca fotografiar algo como una bandera o un anillo com el nombre del puerto.

La tarea del gangway parece sencilla, pero a veces puede ser muy molesta y cansada, puesto que debes cargar los implementos hasta el lugar donde te exijan fotografiar.

Este tipo de fotos usualmente se realizan al exterior bajo el sol durante unas 3 a 4 horas.

Dependiendo del clima toca disparar muriendo de calor o de frío (como es mi caso en Canadá) hasta conseguir el “target”.

11062014-DSC_7562-Editar
Aquí yo en el gangway vestida de pirata.

Pool deck, Sail away, Bars and Lounges

Este es el tipo de fotos “free style” el fotógrafo camina por las diferentes áreas del barco para conseguir fotos de la gente mientras se divierten en la piscina, en los bares o en las salidas de cada puerto.

Personalmente me gustan más este tipo de fotografías porque los settings o configuración de mi cámara dependen de mí, puedo modificarlos de acuerdo a mi criterio.

Photo Gallery

La labor en la fotogalería es  vender y atender a los huéspedes. Asistir em todo momento a los huéspedes em la búsqueda de sus imágenes.

Aron (Videasta) en la fotogalería.
Aron (Videasta) en la fotogalería.

Vender nunca fue lo mío (y creo que nunca lo será), pero se aprende mucho a tratar con los clientes, a conocer sus poses preferidas, a saber cómo evalúan sus propios retratos.

Estar en el photo gallery te ayuda a conocer a tu público objetivo.

SALARIO Y COMISIONES

Llego a la parte importante del business, el pago. Después de 4 largos y eternos meses ganando solo 100 dólares quincenales, puedo ver algo completo el salario. Como P1 te corresponden unos 700 dólares mensuales, pero la compañía me estuvo descontando unos 1200 dólares a cuenta del cuerpo de mi equipo Nikon D90 ($ 700 y el uniforme $450).

La vida que llevé estos primeros meses fue bastante austera. El poco dinero se me iba en comprar tokens  (fichas) para la lavandería, detergentes, jabones, implementos para el baño, algo de maquillaje para el trabajo, botellas de agua casi a diario y cafés…

El desayuno, el almuerzo y la cena corren por cuenta del crucero, pero aquí debo indicar que hay horarios fijos para las comidas que no necesariamente coinciden con tus breaks u horas de descanso, así que  a veces tendrás que agenciártelas comprando barritas de cereal en stock o  algún café en el staff bar para no pasar hambre durante la jornada.

Los P2 y P3 perciben un poco más ya cuentan con comisiones de bodas y otros eventos. La diferencia entre un P1 y un P2, no es mucha, pero sí entre un P1 y un P3. Para poder aplicar a ser P2 tienes que estudiar y realizar una serie de exámenes vía online (estoy en esta etapa actualmente).

Muy aparte de estas labores, el fotógrafo a bordo está asignado a un puesto especial durante cada simulacro. Dos veces por semana, el barco tiene dos tipos de simulacros (Drill y Pax Drill), entonces hay que colocarse el chaleco salvavidas y esperar a la alarma de emergencia. La duración aproximada de cada ”drill” es de 1.30’.

02072014-DSC_4898

La vida a bordo es dura y aún más si eres fotógrafo o estás en camino de serlo. A veces reflexiono sobre porqué decidí venir y me encuentro con una situación diferente a la de mis colegas. Entonces me digo a mi misma que vine por la experiencia de viajar y fotografiar. Si aquello me movió hasta aquí, lo que me mantiene en altamar es ya otro motivo.

Living in a “yellow submarine”

Celebrity Summit
Celebrity Summit

Este es “mi” barco, el Summit, un monstruo de latón de más de 12 pisos en el que viven aproximadamente más de 800 tripulantes (crew) y cientos de huéspedes.

Como tripulante tu vida está totalmente vigilada  24/7. El único espacio en el que mantienes cierta “privacidad” es tu cabina.

Fuera de ella, muchos de nosotros compartimos lugares en común:

 

Deck 1 (Piso 1)

El deck 1 del crucero es el área principal de la tripulación. Aquí se encuentran los comedores, las oficinas, las áreas de seguridad, salas de reuniones, y por supuesto, el bar del staff.

"Acceso solo al crew". Este es una de las puertas del deck 1.
“Acceso solo al crew”. Este es una de las puertas del deck 1.
Pasaje del deck 1.
Pasaje del deck 1.
Tripulante del área de cocina en el elevador.
Tripulante del área de cocina en el elevador.

Staff Bar

Ubicado en el deck 1, el staff bar es el lugar donde el crew pasa la mayor parte del tiempo libre. Es un buen sitio para sentarse beber um café y conocer gente o, en mi caso, conversar com mis amigos de la barra: Uriel (Jamaica), Alex (Filipinas) y Bibín (India).

Staff Bar.
Staff Bar.
Alex (Philipinas), uno de los primeros buenos amigos que encontré en el Summit.
Alex (Philipinas), uno de los primeros buenos amigos que encontré en el Summit.

 

Uriel (Jamaica), bartender y amigo de casi toda la tripulación.
Uriel (Jamaica), bartender y amigo de casi toda la tripulación.

 

 

Mess
Otro lugar, donde la mayoría de gente pasa tiempo y se conoce entre sí, son los comedores o “Mess”. El principal es el Crew Mess (Comedor para tripulantes) que está abierto la mayor parte del tiempo y casi siempre algo desordenado por la cantidad de gente que va.

"Crew Mess".
“Crew Mess”.

Usualmente yo voy al Oficcer Mess, cuya comida es más saludable y el espacio está mejor distribuído. Aquí llegan los trabajadores de los services como los spa, las tiendas, los fotógrafos y los oficiales del barco.

"Officer Mess".
“Officer Mess”.
Un almuerzo común en el Officer Mess.
Un almuerzo común en el Officer Mess.
Mirnes (Bosnia) una de las sonrisas más lindas de este comedor (cosa rara en el barco: gente feliz).
Mirnes (Bosnia) una de las sonrisas más lindas de este comedor (cosa rara en el barco: gente feliz).
Noo (Tailandia), creo que es una de las mujeres más fuertes y trabajadoras de este lugar. La admiro por esa sonrisa perenne en el rostro.
Noo (Tailandia), creo que es una de las mujeres más fuertes y trabajadoras de este lugar. La admiro por esa sonrisa perenne en el rostro.

El último mess, es el Staff Mess, donde puedes encontrar algo de comida chatarra.

Crew Bar

Mis primeros 40 días los pasé bebiendo casi a diario. El turno de los fotógrafos acaba cerca de la medianoche  por lo general. A esa hora volamos a cambiarnos y junto a mi ex rommie solíamos ir a las fiestas que organiza RRHH.

El Crew Bar (Bar de la tripulación) es un pub de luces tenues inundado de humo ya que es el único bar donde la tripulación puede fumar. Aquí se realizan la mayoría de fiestas temáticas semana a semana: fiesta latina, fiesta serbia, fiesta caribeña…

Crew Bar.
Crew Bar.

Es el lugar indicado para divertirse y lanzar el anzuelo… – ya saben a lo que me refiero-.

 

 Deck 5

El deck 5 es el escape de la tripulación para poder ver el mar. El gimnasio está ubicado em este piso, así que se puede decir que hay algo de relax en esta zona. Algunos también vienen aquí para ver películas, tomarse una soda o fumar.
Era mi piso favorito, hasta que un  anónimo reporto uma falta grave en mí contra. La seguridad del barco me llamó hace más de dos meses para decirme que estaba siendo investigada por arrojar basura  al mar (ese acto tan común en tierra, es una falta grave a bordo). Dijeron que alguien tenía pruebas y me acusaba. El jefe de seguridad me citó para interrogarme (sí, es como la policía) y fue bastante hostil.

A tanta insistencia de que me declarara culpable de algo que no hice, casi lloro de la impotencia y les juro que hasta quería renunciar. Obviamente la acusación era uma completa mentira, pero tenía que probar que era inocente.

Con el paso de los días, no lograron comprobar que fui yo quien lanzó uma manzana al mar. El caso se cerró y  después de todo decidí quedarme a bordo.

Como pueden ver, el listado está algo chico, pero es lo principal. Literalmente sigo sobreviviendo a la vida aquí. Continúan los días duros y maravillosos. Este es nuestro viaje 533 y es el último crucero con destino a Bermuda de esta temporada.

Escribo desde la Isla del famoso triángulo, me siento emocionada por lo que se viene: Canadá.

In a road movie (Episodio 1: Amanecer)

In a road movie

Llevamos días de paz en casa. Hoy estamos frente al mar y vemos nacer el sol. Son las 5:00 a.m. del 30 de octubre.

Denys, Douglas y yo nunca imaginamos estar en Pernambuco mirando el amanecer. Será que nuestras travesías comenzaron en lugares totalmente distintos y, de momento, hemos coincidido en un punto de los millones de puntos que conforman el universo.

Apenas llevamos 30 días de conocernos y ya compartimos la mesa, el trabajo, la fiesta. La tensión de los primeros días tras la mudanza ha desaparecido.

Hay una gallina y una flor amarillas pintadas en casa, recuerdos de una noche. Hay  botellas de cerveza, frutas, mandalas y una TV que rara vez encendemos.

Frente al mar, reímos acordándonos de las noches pasadas. Me cuentan, cosas que no logro recordar, gracias a las pingas de cachaça de 3 reales. Borré cassette.

Entre tantas memorias, el sol nace en medio de las nubes y la lluvia. Estamos listos para volver a casa.

Tres meses después

Mi último post correspondía a fines de julio, días antes de mi partida a la ciudad de Recife. Desde aquel día, todo cambió.

La empresa de fotografía para la cual trabajaba decidió intercambiar de forma “estratégica” a dos de sus colaboradoras. Una de ellas, yo, debía dejar el estado de Ceará para mudarme a Pernambuco y trabajar en otro resort.

La verdad, estaba contenta de conocer otra ciudad de Brasil, pero al mismo tiempo sentía que ya había ganado amistades en Fortaleza, apenas me estaba acostumbrando y ya tenía que volver a hacer las maletas para partir…

El día 1 de agosto llegué a la ciudad de Recife. Esta vez no había nadie para recibirme y en la estación abordé un taxi hasta Porto de Galinhas por un monto de 160 reales (80 dólares).

El viaje a Porto me pareció eterno, esa mañana había tráfico, y yo moría de sueño. Solo quería llegar a la casa alquilada para los fotógrafos y dormir.

Durante los primeros días intenté adaptarme a la casa y al hotel donde prestábamos el servicio de fotografía. Si bien es cierto, los primeros dos meses viví con dos chicas, esta vez me tocó vivir con dos chicos. En esta primera etapa en Porto conocí a Douglas, fotógrafo de Sao Paulo y a nuestro coordinador.

casa
Primera casa en Porto de Galinhas.

Los primeros días intenté adaptarme al esquema de trabajo de este equipo. Lamentablemente, la escasa ocupación del hotel a inicios de agosto y algunos excesos por parte de los dueños de la empresa adelantaron mi salida.

La decisión fue sumamente dificil. Imaginen por un segundo estar en una ciudad extraña, sin amigos ni familiares, sin empleo a la vista y con su equipo fotográfico en mantenimiento…

Pero bien dicen que todo sucede por algo y que las aguas alcanzan su nivel. Durante mis primeros días de estadía Douglas me presentó a un par de amigos de origen argentino. Una pareja joven de fotógrafos que había montado un photoshop en un hotel cercano a nuestra casa.

De pronto, estando en un país lusoparlante, conocer personas que hablen tu misma lengua ya es un punto en común y motivo de reuniones y conversas. Fede y Agus se convirtieron en mis buenos amigos. Luego de mi renuncia ellos me ofrecieron hospedaje en su casa y finalmente me ayudaron empleándome como parte de Nossa Fotografía, todo eso mientras yo resolvía si quedarme en Brasil o volver a Perú.

2013-08-10-12-25-49
Agus
2013-08-10-21-59-38
Fede

A finales de agosto, después de varias semanas de reflexión,  decidí quedarme en Pernambuco para continuar mi aventura en Brasil.

Agus y yo de paseo en Pipa
Agus y yo de paseo en Pipa

Hoy escribo desde la pequeña casa que compartimos mi colega, Douglas y yo en el pueblo de Maracaípe. Exactamente 3 meses después del post anterior. Vivimos a unos metros de una playa hermosa. Mucho surf, arena, sol.

La vida diaria transcurre entre fotografías, marecilla, humedad, limpiacontactos, libros, revistas, algunas latas de cerveza y conversaciones triviales al anochecer. Están los amigos cercanos que nos acompañan, estamos nosotros. La convivencia tiene sus ratos rosa, sus ratos de tedio. Es aprendizaje tras aprendizaje.

Hoy vimos la lluvia y luego compartimos canciones de nuestra infancia. Escenas de un road movie ‘sudaca’ (a mucha honra): un paulista, un santacatarinense y una limeña en una sala, luz tenue y lavada por el humo del tabaco… es sábado a la noche.