Trabajar y vivir en altamar

El tigre y su amigo oso  en altamar.
El tigre y su amigo oso en altamar.

Han transcurrido dos años desde que empecé a “gitanear”.  Aún me parece increíble haber dejado mi trabajo como social media y periodista en Lima para literalmente coger mi maleta y emprender un largo e imprevisible viaje.

Ahora, en medio de una breve parada en Lima, puedo leer con admiración que hay muchos otros jóvenes como yo navegando o viajando ligeros de equipaje. Caminantes que egresaron, pero optaron por recorrer el mundo.

Tres mosqueteras

Algún viernes a fines del 2010 me reuní con dos grandes amigas: Rebeca y Mili. ­Como muchas otras noches no sabíamos exactamente qué festejábamos, pero ahí estábamos. Alzando los vasos de chilcano  en el Queirolo de Quilca mientras conversábamos sobre nuestros planes.

Mili, en realidad ya se despedía de nosotras. Ella partía a República Dominicana para trabajar como fotógrafa en una agencia.

Entre copas, confesábamos sueños… Rebeca pronto viajaría a México y yo había aprobado el examen para unirme a un crucero en el Caribe.

Aunque yo no viajé en aquella época, mis amigas sí. Ambas residen fuera y han formado hogares felices. Las admiro mucho porque no es fácil migrar y construir una vida personal y una carrera desde cero. Hay que tener huevos y ser perseverantes.

Algunos amigos y contactos me han preguntado sobre las agencias o compañías que contratan personal para trabajar a bordo. Hice un breve listado para quienes se sientan con esa necesidad de viajar y explorar el mundo viviendo en un barco puedan postular vía online o mediante una entrevista presencial.

Sepan que para cualquier tipo de postulación es indispensable que tengan un nivel  de inglés intermedio o avanzado, ya que las entrevistas con los empleadores suelen ser vía skype en este idioma.

Si deseas postular a través de una agencia (ellos te guían durante todo el proceso de admisión, además de ayudarte con los exámenes y brindarte la información necesaria  para realizar los exámenes médicos) puedes contactar:

Bonavista Cruceros: (http://www.crucerosbonavista.com/)

CRC Perú: (http://www.crc-peru.com/)

He tenido buenas experiencias con ambas agencias y hasta donde sé también ofrecen capacitaciones para aquellos que no tengan una preparación profesional (como bartenders o cocineros).
De antemano deben tener en cuenta que postular a través de ellas puede involucrar un gasto como pagar alguna charla o algún servicio extra como entrenamientos o capacitaciones adicionales.

En el caso de los exámenes médicos, estos se realizan normalmente con un laboratorio especializado, autorizado por las compañías de cruceros en el extranjero. Estos exámenes suelen costar un aproximado de 150 US$ dólares y su vigencia es de dos años.

Si desean postular por su cuenta, sin ningún intermediario (esto es aconejable para quienes tienen un nivel de inglés avanzad y pueden presentar su currículum y pasar la entrevista en inglés sin ningún problema y sin necesidad de orientación previa) pueden revisar los puestos vacantes en las siguientes compañías de cruceros:

Si estás interesado en ser bartender, cocinero, personal de mantenimiento, profesor(a) o dealer de casino:

Royal Caribbean: http://www.royalcaribbean-espanol.com/ourCompany/career.do
Celebrity Cruises: http://celebritycareersatsea.com/
Pincess Cruises: http://www.princess.com/employment/index.jsp
Costa Cruises: http://www.career.costacrociere.it/en/

En el caso de Disney Cruises, el representante en Perú es CRC Cruceros.

Si eres fotógrafo o videógrafo puedes hacerlo a través del Grupo Image: http://www.image.com/

Si eres profesor de educación física y tu interés es ser fitness, masajista, pedicurista, manicurista o estilista puedes hacerlo a través de Canyon Ranch: http://www.canyonranch.com/employment/spa-staff-positions/

La vida en altamar no es de lujo para un tripulante, pero la experiencia de conocer lugares y gente de todo el mundo vale mucho. Lo importante es el momento decisivo para decir sí quiero hacer esto y hacerlo.

Espero este post les sea de ayuda. Ya decía Machado Caminante no hay camino, se hace camino al andar .

This is not a love story

To Marko. 

Perú - Serbia.
Perú – Serbia.

Perú/ Serbia. 1986/ 1990. En este mapa la distancia que existe entre ambos países. Puntos rojos que forman una inmensa línea. Una línea que nació un 17 de mayo, cuando sentada frente a mi manager abriste la puerta de la oficina para tomar tu cámara. En menos de un segundo cruzamos miradas. Ese microsegundo debe ser el más largo y el más intenso que alguien conozca porque creó nuestra historia.

Nuestro destino debe estar escrito en alguna parte de ese mapa. Llegaste hasta aquí en busca de tu sueño y del dinero que necesitas para hacerlo realidad. Yo, algo perdida, solo quería viajar y encontrar ese “algo” que me faltaba. Apliqué a este mismo puesto como fotógrafa hace cuatro años. Después de muchos trámites tenía mi
contrato, pero en aquel entonces renuncié por amor y me quedé en Lima.

Cuatro años después, estoy a bordo y pienso que este era el momento. Debe estar escrito que tardara tanto hasta llegar a este barco para encontrarte.

Siendo tan distintos, de orígenes tan diferentes nos encontramos en un punto, uno de los puntos que conforman esa inmensa línea en el mapa. Siempre fui la niña estudiosa y aplicada que nunca se ensuciaba las panties blancas. Tú, el niño deportista y juguetón que siempre faltaba a la escuela. Soy una loca, fan de las películas
indie, de lo ‘retro’ y las ciudades bohemias y tú tan moderno chico de rave, chico de gym y adicto a las bebidas de proteína.

Tú eres el que ahora se sienta conmigo a ver los encuadres de Woody Allen, y aunque te quedes dormido, sé que estás conmigo. Yo soy la que te graba poemas en el celular para que los escuches en el gimnasio, y que te espera cuando tardas en hacerte el peinado.

Las primeras semanas la química empezaba a hacerse evidente. Y por un malentendido, estando entre copas, llegamos a un mismo lugar. Esa noche escribimos a pulso cada uno de estos días juntos. Tantos besos inesperados que al día siguiente intentamos esconder bajo la alfombra.

Eramos como dos niños que se escondían uno del otro. Tu salías corriendo del trabajo para el gimnasio y luego te escondías en la cabina. Yo me iba a todas las fiestas posibles. Tenía citas e incluso intenté revivir algo a la distancia. Ambos sin éxito, finalmente nos rendimos.

Una noche, huímos del bar juntos. Otra noche nos besamos a escondidas. Otros días te encontraba en la cabina esperándome. Lo que empezó como un juego terminó por convertirse en una maravillosa aventura.

Somos los buenos companeros en el trabajo, los amigos que se hacen bromas todo el tiempo, los amantes que huyen del montón para arder en besos, los enamorados que se miran fijamente en silencio, y aunque somos imperfectos, nos sentimos tanto que continuamos luchando en esta vida paralela.

BONUS TRACK

We are walking. I can see the sun over us. We give little steps in the middle of the road. Something is coming soon.

————————————————————————————————-

This is not a love story (english version)

Peru / Serbia. 1986/1990. This map shows the distance between the two countries. Red dots that form a huge line. A line that was born on May 17, when i was sitting with my manager you opened the door of the office to take your camera. In less than a second we exchanged glances. Microsecond That must be the longest and most intense that someone knows our history because it created.

Our destination must be written somewhere on that map. You came here looking for your dream and you need money to make it happen. I, a little bit lost, just wanted to travel and find that “something” that was missing. I applied this same job as a photographer four years ago. After many steps had my contract, but then gave up for love and stayed in Lima.

Four years later, I’m on board and I think this was the time. Must be written that took so long to get this boat to find you.

Being so different, with so different backgrounds we are at the same place, in one of the points that make up the immense line on the map. I was always the studious girl with the white and clean panties. You, the athlete and playful child who always skipped school. I am a crazy fan of indie films, the ‘retro’ and bohemian modern cities and you just rave boy, who loves the gym and protein drinks.

Now, you’re the one who sits next to me to see Woody Allen’s films, and even if you fall asleep, I know you’re with me. I’m the one who record poems on your cellphone so that you hear in the gym, and the one who waits for you a while when you make your hairstyle.

The first few weeks the chemical between us began to become evident. And a misunderstanding, while between drinks, take us to the same place. That night we start to writing each of these days together. So many unexpected kisses that we tried to hide under the rug.

We were like two children who were hidden from each other. After work you went running to the gym and then you were hiding in the cabin. I went to all possible parties. I made appointments with other people. Both without success, finally gave up.

One night we escaped from the bar together. Another night we kissed in secret. Other days I was in the cabin waiting for me. What started as a game ended up becoming a wonderful adventure.

We are good coworkers, friends who make jokes all the time, lovers who runaway to burn kissing each other, a couple who stare in silence, and although we are imperfect, we continue fighting in this parallel life.

BONUS TRACK

We are walking. I can see the sun over us. We give little steps in the middle of the road. Something is coming soon.

Capítulo 1: La partida.

05042013-05042013-IMG_4412

Esta fotografía la capturé a fines de marzo. Cuando la tomé me sentía perdida, estaba en Lima, pero perdida en mi propia ciudad. Hace muchos años caminaba con la sensación de estar desconectada de mi lugar y pensaba que era culpa de Lima.

Con los años, experimenté una especie de “giro” que hizo que me enamorara de este gris, del olor, del sabor, del color de las calles.

Vivir en una ciudad con 9 millones de habitantes es complejo, pero conozco mucha gente que vive en una ciudad y la desconoce por completo. Yo me siento feliz de haber encontrado pequeños “paraísos” en la mayoría de distritos de la capital.

Durante estos últimos años, para ser precisos desde inicios de 2011 hasta la fecha, me he mudado un aproximado de 8 u 9 veces. He vivido sola, convivido y compartido pisos con algunos amigos. Quizás, por esa sensación de ‘nomadeo’, de inestabilidad absoluta y andar cargando trastres cada dos por tres, es que decidí llamar a este blog como Diario Gitano.

Con más razón, ahora que parto de Lima a Sao Paulo. Me voy, pero la sensación respecto a Lima ha cambiado con los años. Siento que dejo un pedazo de tierra, que me ha sido difícil de amar y comprender (y a veces aún me pasa), pero me siento parte de ella, de su locura, de su gente, de su tráfico intenso y brutal…

Imposible no pensar en la familia y en los amigos. Falta poco para mi embarque y mi mente proyecta breves ráfagas de imágenes de los últimos meses. Están las cenas con los amigos, las reuniones familiares, los dientes de leche de mi sobrino, el nuevo color de pelo, la depresión, los libros nuevos, los ideales de ayer hoy y siempre, las frustraciones, los sueños, los bailes, las madrugadas, las lecturas feministas, las reuniones del festival de cine, la comida de mamá, los encuentros, los desencuentros, tú, yo, nosotros, el beso de despedida en la estación central.

Hasta pronto Lima 🙂

—>Si estás de venida: En Lima están pasando muchas cosas: hay gente moviendo el tema de cultura comunitaria, teatros en las calles, festivales de danza, talleres de cine, cine itinerante, músicos emprendedores buscando espacio (con ayuda y sin ayuda de las grandes industrias), promoción del consumo responsable de productos orgánicos, redes de periodistas, colectivos fotográficos…

Siempre hay algo que hacer y por colaborar  o desarrollar. A los que quieran venir, pues tienen una ciudad compleja, pero emocionante. Les recomendaría estar abiertos a nuevas formas de vivir su estadía saliéndose de lo que está establecido como “turístico”. Lima no es un cliché, no es un bar y cuatro calles.